26.6 C
España
jueves, septiembre 16, 2021
InicioNoticiasEL INCREÍBLE CRECIMIENTO DEL PÁDEL EN ESPAÑA

EL INCREÍBLE CRECIMIENTO DEL PÁDEL EN ESPAÑA

De ser un deporte minoritario para la «yet set» en clubes elitistas y pistas privadas hace veinte años a deporte popular

Mi primer contacto con una pista de Pádel fue en 1996, en aquella época eran muy pocos los practicantes de este deporte. Recuerdo que ese mismo año hubo un cambio de gobierno en nuestro país, entrando un presidente bajito con bigote y cara de muy pocos amigos. Una de las primeras medidas de este nuevo inquilino del Palacio de la Moncloa dicen que fue mandar construir una pista de pádel para practicar su deporte favorito.

En aquellos tiempos no era extraño ser considerado un snob, por jugar al pádel y practicar el mismo deporte que el líder del partido conservador y de la élite empresarial de nuestro país. Sin embargo, y en muy pocos años, este deporte de la pala y la pista acristalada ha ido ganando una gran cantidad de fieles que lo han convertido en un deporte muy popular. Y ese desarrollo ha sido totalmente transversal, es decir, que ha enganchado a jugadores de todas las clases sociales, casi independientemente de su nivel de renta. Por tanto, ya se ha desprendido del estigma de deporte para ricos, como sí ocurre con deportes como la hípica, el esquí o el golf.

Una de las claves en esta expansión ha sido la enorme oferta de pistas, tanto en residenciales privados como en clubes deportivos -tanto indoor como outdoor- que han empujado los precios hacia abajo, contribuyendo a hacer más accesible este deporte a cada vez más jugadores. Lo mismo ocurre con los precios de las palas, en 2006 era casi imposible encontrar una pala por menos de 150 euros, mientras que hoy en grandes superficies existen palas por 20 y 30 euros de una calidad suficiente para iniciarse en este deporte.

Los motivos del auge del pádel en España son varios, entre ellos destacan: la facilidad de la técnica, que hace que se pueda aprender a jugar rápidamente y se note la evolución en poco tiempo, que a nivel amateur no es necesario tener una gran forma física (lo pueden practicar desde niños hasta gente mayor), que es un deporte muy social que permite conocer mucha gente, que es muy divertido, y además, que ofrece importantes beneficios para la salud.

Todo esto no es mera retórica sino que está apoyado en datos, tanto del número de pistas construidas en nuestro país como el de licencias federativas, indicadores objetivos y poco discutibles.

El pádel ha protagonizado en los últimos años un crecimiento continuado. Se juega ya en los cinco continentes, con pistas en países como Venezuela, Senegal, Japón, China, Suecia, Finlandia o Australia. Un horizonte halagüeño que esconde tras de sí un mercado en expansión. Y para medir este crecimiento basta con ver que el número de países, por ejemplo, que han estado representados en el World Padel Tour (WPT), el circuito mundial que finalizó e+ste domingo en Barcelona: 25 países representados por otros tantos padelistas en fases previas y cuadros finales de los distintos torneos puntuables.

Aunque la mayor parte de las pistas de pádel se concentran en España y Argentina –las dos mecas de este deporte– hay ya hasta 57 países donde se puede jugar al deporte de la pala en el mundo. Pero de la expansión internacional hablemos en el próximo artículo.

AnalistasPadel
AnalistasPadel es una página web centrada en el mundo del padel. Cubrimos todas las necesidades de información con artículos de actualidad, opinión, salud, psicología además de análisis de palas de pádel realizados por expertos del sector.
RELATED ARTICLES

¿Qué te ha parecido este post? Déjanos tu comentario

Popular