Seleccionar página

AFRONTAR EL MIEDO A LA LESIÓN DEPORTIVA

AFRONTAR EL MIEDO A LA LESIÓN DEPORTIVA

Una de las respuesta psicológicas ante la lesión deportiva es el miedo a la recaída. En post anteriores hablamos de las emociones implicadas en el proceso de recuperación de la lesión deportiva, en esta ocasión dedicaremos un espacio a cómo afrontar el miedo a la recaída o a la parición de nuevas lesiones. Si quieres saber más no dudes en seguir leyendo.

LESIONES DEPORTIVAS

Las lesiones deportivas han ido incrementado de manera significa en el deporte y las características psicológicas del deportista guardan una relación directa con su prevalencia.

El aumento de competitividad, profesionalización y extensión de la práctica deportiva han propiciado que las lesiones en el deporte estén cada vez más presentes.

Todas las personas que nos dedicamos al deporte somos conocedoras de la repercusión que tiene la lesión sobre el rendimiento deportivo. La desgracia de ésta no solo es el dolor y estrés emocional que implica, sino que también existe un efecto directo sobre la modificación en el entrenamiento, y en el peor de los casos puede suponer la interrupción de la actividad física.

Entonces, ¿qué podemos hacer para evitar o prevenir dichas lesiones?

VARIABLES PSICOLÓGICAS EN LA APARICIÓN DE LESIONES

Para comenzar es importante que conozcas algunas de las variables psicológicas que más repercuten en la aparición de las lesiones deportivas . Estas variables son:

El autocontrol, el autoconocimiento psicofisiológico y emocional, la motivación de logro, la motivación orientada al éxito, la autoconfianza, la autoestima, la personalidad resistente, la ansiedad competitiva, la autoeficacia percibida, el sistema de creencias, actitudes, la percepción en la conducta de riesgo, la percepción del apoyo social, las estrategias de afrontamiento, y una de las más importantes, el estrés y/o ansiedad.

En próximos post hablaremos con mayor profundidad sobre ellas.

ANSIEDAD Y DOLOR

La ansiedad es la activación del sistema nervioso autónomo tras percibir estímulos externos que pueden ponernos en peligro. Dicha ansiedad es una respuesta evolutiva de nuestro organismo que actúa en forma de defensa en presencia de peligro. La ansiedad cumple un papel funcional de supervivencia, que además forma parte de la motivación y del aprendizaje.

El dolor es la consecuencia de un conjunto de procesos psicofisiológicos, emocionales y  conductuales, que genera una experiencia perceptiva y sensorial generalmente estresante.

La percepción de dolor se puede convertir en un obstáculo en el proceso de recuperación y rehabilitación de la lesión deportiva.

CATASTROFISMO ANTE EL DOLOR

El catastrofismo ante el dolor es la percepción negativa y exagerada que hacemos ante la experiencia de dolor. Consiste en vivir la experiencia de dolor de forma dramática, incluso anticipadamente a su aparición.

Aunque algunas investigaciones han demostrado que generalmente los deportistas muestran más tolerancia ante el dolor frente a las personas sedentarias, todos/as sabemos que no estamos exentos de éste. El catastrofismo, en algunas situaciones, se convierte en una respuesta común ante la lesión deportiva.

La catastrofización se considera una estrategia de adaptación inadecuada que involucra una respuesta exagerada al dolor anticipado o real.

Una visión catastrófica del dolor puede contribuir a que la experiencia de dolor sea más intensa.

MIEDO A RECAER 

Las respuestas emocionales negativas están presentes tras sufrir una lesión, especialmente en aquellos deportistas que vuelven a la competición, además del miedo a la recaíada en la lesión aparecen experiencias emocionales de estrés o ansiedad, depresión o baja autoestima.

Algunos estudios sugieren que detrás de estas respuestas emocionales está la incertidumbre sobre si se volverá o no a alcanzar el rendimiento deportivo previo a la lesión.

El miedo a recaer en la lesión puede afectar tanto a la resistencia muscular como a los déficits neuromusculares, incrementando la posibilidad de volver a lesionarnos.

El Modelo Cognitivo de Evitación del Miedo describe que «cuando una experiencia dolorosa se interpreta como amenazante, puede generar cogniciones catastróficas y esa actividad resultará en más dolor y lesión recidivante. Como esto continúa, esto puede conducir a un comportamiento de evitación, que a largo plazo causa discapacidad, desuso y depresión así como un paciente atrapado en un ciclo de mayor miedo de dolor, más dolor y discapacidad».

DEL CATASTROFISMO A LA KINESIOFOBIA

La kinesiofobia es el «excesivo e irracional miedo debilitante al movimiento físico y la actividad como resultado de una sensación de vulnerabilidad debido a una lesión dolorosa, en la actualidad se considera un factor central para que el dolor agudo se cronifique por largo tiempo.”

AFRONTAR EL MIEDO

Si necesitas reducir tus niveles de estrés y ansiedad, si estás pasando o has pasado recientemente por una lesión deportiva y buscas una forma positiva de proyectar el momento te recomiendo:

  • Visitar a un fisioterapeuta y solicitar información sobre la patología.
  • Poner en práctica técnicas de relajación como la de Jacobson.
  • Evitar la hipervigilancia corporal.
  • Acudir a un psicólogo deportivo o general sanitario que te ayude a enfocar psicológicamente la lesión.

Sobre el Autor

¿Qué te ha parecido este post? Déjanos tu comentario