Seleccionar página

Rebrotes en el padel televisado

Rebrotes en el padel televisado

No os asustéis. Lo de los rebrotes en el pádel televisado no tiene nada que ver con el Covid-19. Bastante tenemos con el parón vital que hemos sufrido en nuestras carnes durante tres meses. Por no decir de las pérdidas insustituibles de todos aquellos que han tenido un fallecimiento en sus familias.

Como bien sabéis el pádel ha vuelto. De una manera un tanto aséptica. Esto de no tener público y no oír jalear a los Paquitos o a las Martas se me hace un poco raro.

En el chat de Telegram de Analistas Pádel seguimos las fases eliminatorias como auténticos hooligans. Apostando a ganador y descartando a posibles perdedores. Todos somos Ramiro Choya, por descontado, y sabemos muuuucho de pádel (léase la ironía).

Pese a haber estado sin novedad en el frente en la clasificación, y de habernos sometido a repeticiones varias de fin de semana, el pádel no triunfa.

Quiero decir con esto que, siendo cuatro millones de personas las que jugamos asiduamente a pádel en España, no hay un porcentaje alto de telespectadores. Aún así, ha habido un repunte, un rebrote al alza, en share televisivo.

Durante el confinamiento se me ocurrió la idea de comparar los datos que nos traería Kantar Media justo antes y después de la cuarentena. Se suponía que las ganas de pádel afloraban con retos varios en instagram, hastags de jugadores y entrenos telemáticos gratuitos que las grandes estrellas hacían para seguir conectados a su público.

Y así ha sido. El 18 de enero cuando se jugó en Marbella, Gol Tv obtuvo en su franja horaria un 0.9% de audiencia. Ya en el confinamiento, el 2 de mayo fueron 20 mil espectadores, y al día siguiente 15 mil. El 9 de mayo y el 10 de mayo fueron 22 y 20 mil espectadores (un 0.4 y 0.3 % de share).

Cámara en Worl Pádel tour

Si comparamos estos datos con la lucha libre americana, la UFC (Ultimate Fighting Championship), emitida el 14 de mayo en la misma cadena nacional, la diferencia es abismal. Un 3.1% a la 1.30 de la madrugada.

Este fin de semana pasado las cifras vuelven a subir para nuestro deporte. El sábado día 4 de julio, Gol Tv obtiene un 0.7% y 25 mil seguidores. Y el domingo 5 de julio, con las finales, un 0.8%, lo que traducido son 36 mil espectadores.

¿Rebrote? Sí. ¿Buenas cifras? No.

En cualquier otra cadena con emisión para todo el país un programa así desaparecería. El pádel, televisivamente hablando, no es viable. De ahí que a las marcas les cueste tanto confiar en un retorno.

Ojalá este artículo no se tome como una crítica. LLevo 22 años trabajando en medios de comunicación. En la tele unos 17 o 18. Sé de qué hablo. El marketing necesita de un ROI (Return Of Investment) para que una marca decida apostar y poner dinero. Más bien tomáoslo como una autocrítica. Si queréis pádel, compradlo.

Comprad pádel en cada regalo. Pedidlo a los Reyes, a Papá Noel, en el Día de la Madre, del Padre o en cualquier antojo online donde nuestro índice decide clickar en AliExpress o en Amazon. Sin estas marcas el pádel desparecerá. O al menos no será lo mismo. Esos pabellones a rebosar, con un speaker, iluminación grandilocuente y cámaras desde todos los ángulos valen dinero.

No me canso de repetir que es nuestro ocio. Que jugar con los compañeros de trabajo los jueves y tomarnos la cerveza después está muy bien. Pero es que ver el espectáculo que nos ofrecieron Paquito, Lima, Lebrón, Galán, Gemma y Lucía, y Ale y Ari para mí no tiene precio.

Si somos capaces de gastarnos 20 euros en un gintonic cool en la discoteca de moda, ¿por qué no queremos destinar parte de nuestros recursos a aquello que nos hace felices durante un par de horitas?

Sigo abogando por el pádel televisado. Si puede ser desde previas mejor. Disfrutaríamos de Ansu Fatis con pala que permanecen en la sombra porque no llegan a los focos ni al césped Mondo del Madrid Arena. ¿Que para eso es necesario pagar 10 o 20 euritos? Ahí van los míos.

Hay rebrotes en el pádel televisado. Aprovechemos el sol y echémosles un poco de abono. Queremos que el árbol crezca y podamos saborear sus limones…o Limas.

Sobre el Autor

Enric Bayón

Enric Bayón, nacido en Barcelona en 1976. Presentador y director del programa Padelona en Radio Marca Barcelona. 22 años trabajando en medios de comunicación (radio, televisión y prensa escrita) como colaborador en todas las televisiones nacionales. Socio fundador del circuito Padelcrush. En la actualidad trabaja en TVE Cat, Antena3 y Radio Marca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

agosto 2020
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31